Templo del Pilar

Descripción

Templo del Pilar: Dentro del entorno religioso, siguiendo un itinerario por el núcleo urbano, nos encontramos con el Templo del Pilar, donde nos explica la historia que, como consecuencia del Milagro, se edificó una ermita a la Virgen del Pilar y San Miguel, contigua a la casa de Pellicer, que en sucesivas ampliaciones dio lugar a lo que actualmente es el Templo del Pilar.

De lo que es hoy el Templo actual no sabemos nada de la fecha en que se colocó la primera piedra, ni exactamente la fecha en que empezó a levantarse. Sí se sabe que en el año 1.721 estaba en obras, por escritos y notas que se recogieron de aquella época.

También sabemos con certeza cuándo terminaron las obras y la bendición del Pilar. Según dicen las crónicas: "Con comisión y orden del Ilustrísimo Señor Don Manuel Pérez Araciel y Rada, Arzobispo de Zaragoza, su fecha seis días del mes de julio del presente año 1.722 -el cual orden está en el Archivo-, bendije la capilla y obra nueva de Nuestra Señora del Pilar de esta villa de Calanda el 19 de julio de este mismo año".

Mide el templo 42 m. de largo por 21 m. de ancho. Se trata de una obra barroca de mampostería. Tiene tres tramos más crucero, cabecera plana y capillas laterales. La cubierta de la nave central es una bóveda de medio cañón con lunetos, mientras que en las laterales aparecen cúpulas, al igual que en el crucero. Esta cúpula descansa en pechinas con pinturas de Esther, Judith, Jael y Ruth. Los brazos del crucero se decoran con medallones alusivos al Milagro de Pellicer. La torre se sitúa a los pies, en el lado del Evangelio; tiene tres cuerpos de ladrillo y sobre la cúpula hay un cimborrio octogonal. La fachada está flaqueada por dos arcos, bajo uno de los cuales discurre una calle, el otro está ocupado por la casa de Miguel Pellicer en la que sucedió el Milagro (ahora capilla del Milagro, dentro del templo).

El Templo del Pilar está construido en ladrillo, salvo un zócalo de sillería que comprende la portada. El retablo actual de la capilla del Milagro es de los hermanos Albareda de Zaragoza.