Monte Calvario

Descripción

El primer Calvario que hubo en Calanda estuvo en el cabezo de Santa Bárbara. En la mitad del siglo XVIII se construyó otro que era propiedad de la antigua familia Sanz de esta villa y en el cual tenían el cementerio.

En este monte, a las afueras de Calanda, está el Santo Vía-Crucis. Se accede a través de un arco de piedra, de estilo barroco, donde se encuentran esculpidos los símbolos de la Pasión de Cristo. El sendero es zigzagueante, tiene cerca de un kilómetro y hay dos grandes capillas en la primera y en la última estación, levantándose pequeños altares en el resto de las estaciones.

Todos los Vía-Crucis se desarrollan en este monte, destacando el de la noche del Jueves Santo que tiene lugar a las 24:00 h. Cientos de tambores y bombos serpentean por el camino, acompañando a la peana de Jesús Nazareno, a Longinos y a los Putuntunes mientras el monte permanece iluminado con cientos de antorchas y en la cima se coloca una gran cruz luminosa.